cropped-pngwing.com_.png

Robótica y Gamificación en Educación Primaria

Índice

0
(0)

Como dicen mis alumnos, «Tenemos aventuras» que casi siempre están dentro de las cuatro paredes del aula. Es asombroso cómo al usar las emociones como herramienta de comunicación, el aprendizaje fluye y se convierte en desafío y descubrimiento. Me encanta dr Cita de Francisco Mora: «Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje», y por eso trato de llenar mis clases de emociones.
Esto me queda claro por mi experiencia. métodos activosB. El aprendizaje basado en proyectos, la robótica y la gamificación son las claves para motivar a los estudiantes. Por este motivo me he decantado por dos soluciones relacionadas con estas áreas: Next, un robot de suelo bluetooth programable y The Legend of Legacy, un nuevo proyecto primario de gamificación. Ambos desarrollados por Edelviveslogrado que la motivación, el desempeño y el deseo de mejorar de mis alumnos día a día hayan mejorado significativamente.

Robótica para aprender

Mis alumnos de primaria habían practicado robot en Infantil y echaba de menos esta forma de trabajar. Me decidí por Next hace dos cursos. Creé y personalicé mis propias alfombrillas adhesivas con pestañas extraíbles que permiten múltiples combinaciones.

Gracias a ellos revisamos y fortalecemos conceptos de lenguaje, matemáticas, ciencias e inglés, pero sobre todo nos gusta aprender de otras formas. Y todo ello sin olvidar los beneficios que aporta al cerebro de los alumnos, ya que enseñar un lenguaje de programación sencillo como este les ayudará a desarrollar la lógica que luego utilizarán para resolver problemas cotidianos más complejos.

El juego invade el aula

En este curso decidimos incluir el juego en el aula. La leyenda del legadoEsto les ha ayudado a darse cuenta de todo lo que pueden aprender y de lo que pueden hacer con esos conocimientos. De hecho, los pilares del proyecto son aprender, aprender a hacer y aprender a ser.
The Legend of Legacy nos ha ayudado a jugar la parte más difícil de la vida cotidiana que, en mi opinión, son los aspectos del currículum: a veces se presentan de manera incoherente, de antemano, o intentan cubrir un currículo inadecuado. Cuando somos capaces de envolver este contenido en una narrativa que fomente el aprendizaje, el esfuerzo y el logro de metas significativas, entonces la magia fluye y con ella el aprendizaje.

Las llaves

Para entrar a proyecto gamificado Seguí una serie de fases. Primero les sugerí una actividad explosiva y llamativa y luego decoré la puerta, las paredes y los escritorios para ayudarles a imaginar este mundo fantástico al que íbamos a ser transportados. Luego trabajamos en digital y papel y finalmente llegó el momento de la recompensa.

Los alumnos han acogido la nueva metodología con ilusión y entusiasmo, están entusiasmados con la parte digital, ya que el proyecto ha dado un salto espectacular en este sentido. Hemos pasado de la verificación de tarjetas o actividades bastante estáticas a un juego de aventuras en el que acertan y fallan (aprenden de sus errores y éxitos), donde reciben comentarios continuos (que a veces es imposible debido a la proporción de nuestras aulas) que damos a todos en cualquier momento) y son recompensados ​​(virtualmente) con estrellas o piedras preciosas y (en realidad) con pequeñas recompensas individuales o grupales (por ejemplo, tómese un descanso 5 minutos antes).
Es agradable verlos repasar y repetir desafíos que terminan aprendiendo conceptos que de otro modo olvidarían en el momento, o tomando notas cuando se dan cuenta de que necesitarán esa palabra más tarde para explicar el malvado «Olvidar» para derrotar. Hay otras dos premisas que me parecen fundamentales: aprender con y de los demás, y aprender a través de la acción. Por eso me gusta tanto la sección “Manos a la obra”: en cada unidad, la teoría se traduce en un proyecto práctico, manipulador y de equipo.

Con entrenamiento

Animo a todos los profesores que estén considerando implementar un proyecto gamificado a que lo hagan, eso sí, a que se capaciten previamente. Hay muchas oportunidades a nuestro alrededor, como las redes sociales, donde podemos aprender de los profesores que comparten ideas, proyectos y materiales. La capacitación Es la piedra angular que nos ayuda a sentirnos seguros frente a nuevos métodos que en ocasiones son de uso generalizado. Sin embargo, si nos atrapan preparados, nos molestarán tanto como a nuestros estudiantes.

La cita «El que se atreve a enseñar nunca debe dejar de aprender» – del director de biblioteca y museo estadounidense John Cotton Dana – es una referencia para mí, y por eso en este último año he comenzado a compartir mi experiencia docente como formador con otros. Maestros. He descubierto que lo que se comparte se multiplica y, además, ayuda a eliminar el miedo a la innovación cuando ven a alguien más capaz.

La complicidad de las familias

Cuando los padres también son protagonistas del aula, porque pudimos mostrarles que sus hijos no solo aprenden siguiendo un libro de texto y que son felices en la escuela, sino que también son cómplices del maestro y le agradecen. Este año académico este reconocimiento se vio reflejado en una nominación a los «Premios Educa Abanca 2018». Mejor profesor de España como finalista entre los 10 de primaria. Solo puedo agradecer a todos mis estudiantes y sus familias.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio