cropped-pngwing.com_.png

¿Cómo se puede diagnosticar una alergia alimentaria?

Índice

0
(0)

Antes de entrar en el tema de ¿Cómo se puede diagnosticar una alergia alimentaria?

Te recordamos que el contenido de este sitio web tiene fines educativos y no pretende ofrecer asesoramiento médico personal. Debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore el consejo médico profesional ni se demore en buscarlo debido a algo que haya leído en este sitio web. Alergias.de no recomienda ni respalda ningún producto.

Diagnóstico de alergia alimentaria.

Diagnóstico de alergia alimentaria Si existe una alergia, el paciente no puede tolerar determinados alimentos y es alérgico a ellos.

Como es el diagnostico Alergia a la comida ¿creado? ¿Qué se debe considerar al diagnosticar una alergia alimentaria? Se necesitan varios métodos para diagnosticar una alergia alimentaria porque rastrear las causas exactas de los síntomas puede ser largo y difícil.

En Prueba cutánea o análisis de sangre a menudo por sí solo no es suficiente para hacer un diagnóstico de alergia alimentaria. Si tienen una reacción, simplemente indican que el paciente está sensibilizado a determinadas sustancias. No son evidencia suficiente de alergia.

Como regla general, el diagnóstico de alergia alimentaria comienza con una discusión detallada con el paciente, la anamnesis. Aquí se consultan posibles predisposiciones genéticas y hábitos alimentarios. También buscamos pistas que sugieran que el consumo de determinados alimentos o determinadas condiciones de vida, épocas, hábitos pueden provocar reacciones alérgicas.

Cómo se puede diagnosticar la alergia alimentaria

Un análisis de sangre puede indicar una posible alergia.

Además de la anamnesis, se pueden utilizar pruebas cutáneas, análisis de sangre (método in vitro) y diagnósticos clínicos (prueba de dieta y provocación) para diagnosticar una alergia alimentaria.

Durante la anamnesis, la conversación inicial con el paciente, se realiza un examen específico para detectar posibles conexiones entre los síntomas y el consumo de ciertos alimentos. Aquí también deben descartarse las alergias cruzadas. Si hay fiebre del heno, el paciente también suele presentar síntomas cuando come manzanas, ya que estas tienen alérgenos similares al polen (Alergia cruzada).

Aquí se debe examinar la toma de medicación, la práctica de deportes, el polen volador, la aparición de síntomas en determinadas épocas del año, eventos como celebraciones, viajes, deportes en caso de contagio, etc.

La anamnesis va seguida de una prueba cutánea y análisis de sangre (detección de anticuerpos IgE). Sin embargo, un análisis de sangre o una prueba cutánea por sí solos no pueden ser la base para el diagnóstico, ya que solo se puede probar una posible sensibilidad, pero no necesariamente una alergia.

Dieta diagnóstica

Una alergia alimentaria puede confirmarse mediante una dieta de diagnóstico.

También es posible una dieta de diagnóstico. Dependiendo de los resultados del análisis de sangre y piel, se puede elaborar una dieta en la que se deben evitar ciertos desencadenantes en la dieta si se sospechan ciertos desencadenantes (dieta de eliminación). Entonces ya no consumirá ciertos alimentos que se sospecha que desencadenan la alergia dentro de un cierto período de tiempo.

Si se sospecha una alergia cruzada, es decir, una alergia alimentaria asociada al polen, se evitan los alérgenos correspondientes (alergia alimentaria asociada al polen).

Cuando se trata de dietas, no debe hacerlas durante más de 4 semanas, ya que las restricciones severas en la elección de los alimentos pueden provocar síntomas de deficiencia. Si no hay mejoría después de 4 semanas de dieta diagnóstica a más tardar, la probabilidad de que los síntomas estén relacionados con la comida también es bastante baja.

Sin embargo, si la dieta mejora los síntomas, se puede realizar una prueba de provocación abierta o doble ciego.

Aquí, se consume específicamente el alimento que se sospecha desencadena la alergia alimentaria. De esta forma, las reacciones se pueden observar directamente. Para prevenir complicaciones o incluso un shock anafiláctico o poder reaccionar adecuadamente ante ellas, las pruebas de provocación solo se realizan de forma ambulatoria o estacionaria en consultorios y hospitales.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio