Como te hemos dicho en alguna ocasión, imprimir con una impresora 3D requiere un modelo tridimensional de un objeto. Cómo lo conseguiste Hay tres alternativas: diseñar una con programas como Google SketchUP 3D, descargar de bases de datos de imágenes como Thingiverse o escanear.

Escanear en 3D

Sin embargo, para hacer esto, necesitamos un dispositivo que lo haga posible: un escáner 3D. ¿Cuál es la diferencia entre estos dispositivos y los dispositivos convencionales? Gracias a cámaras y láseres, miden la geometría de los objetos y convierten estos datos en una matriz formada por varios polígonos, que recrea el objeto real.

Zeuseye Dolly

Este modelo portátil se utiliza junto con el teléfono inteligente, para que se puedan escanear objetos físicos con un diámetro de hasta 12 centímetros: la aplicación captura las imágenes con la cámara del móvil. Los archivos se pueden modificar, compartir o imprimir directamente en una impresora 3D.
Desde 99 euros

Combustible3D

La peculiaridad de este modelo, que aún está en desarrollo, es que, además de las formas, también captura el color de los objetos escaneados. Estará disponible en octubre.
No disponible

Digitalizador Makerbot


Está diseñado específicamente para usarse con impresoras 3D internas, pero también se puede usar con otras ya que es compatible con diferentes formatos. Se conecta a un puerto USB y funciona junto con el software MakerWare, que le permite modificar, mejorar, compartir e imprimir elementos.
999 euros