Cuando se trata de la higiene bucal en casa, mucha gente piensa que el hilo dental es un complemento opcional del cepillado. Aunque complementa el cepillado no es realmente opcional. Por el contrario, la mayoría de los dentistas recomiendan el uso del hilo dental a diario, además del cepillado dos veces al día. He aquí cinco razones por las que deberías añadir el uso del hilo dental a tu rutina diaria de cepillado.

La mayoría de los dentistas recomiendan utilizar el hilo dental a diario, además de cepillarse los dientes dos veces al día, los beneficios del uso del hilo dental descritos por el Dr. Luis Marcano te brindarán un vista totalmente nueva del por qué utilizar Hilo Dental.

Cuidado Bucal Preventivo

Tu boca alberga millones de bacterias y otros gérmenes. Por muy bien que se cuiden los dientes, siempre existe el riesgo de que las bacterias y los microorganismos se introduzcan en los espacios entre los dientes, sobre todo si no se presta atención a lo que se come y no se practican buenos hábitos de higiene bucal, como el cepillado y el uso del hilo dental.

Cuando se utiliza correctamente, el hilo dental ayuda a eliminar los restos de comida y las bacterias en lugares a los que no se puede llegar con el cepillo de dientes, evitando que se formen colonias de microorganismos en esos lugares. El uso regular del hilo dental también evita que las bacterias se conviertan en placa, una capa pegajosa de sustancia amarillenta que decolora y daña los dientes con el tiempo. Juntos, el cepillado diario y el uso de la seda dental constituyen la base del cuidado bucal preventivo en casa.

Previene la formación de sarro

La formación de placa en los dientes no dura mucho tiempo. Si no se elimina la placa, puede endurecerse y convertirse en sarro. El uso diario del hilo dental ayuda a eliminar la placa entre los dientes y evita la formación de sarro en la línea de las encías.

Previene el mal aliento

Los restos de comida alojados entre los dientes y en la línea de las encías pueden contener bacterias que provocan el mal aliento. El uso diario del hilo dental puede ayudar a eliminar los olores desagradables de la boca, manteniendo el aliento fresco y los dientes libres de los antiestéticos restos de comida.

Más eficaz que el cepillado solo

El cepillado y el uso del hilo dental actúan conjuntamente para mantener los dientes sanos. Si sólo te cepillas los dientes pero no utilizas el hilo dental, es como si te cepillaras el exterior de un vaso pero descuidaras el interior. De hecho, hasta el 35% de la superficie de los dientes queda sin limpiar si sólo se cepilla y no se utiliza el hilo dental. Esto se debe a que las cerdas de un cepillo de dientes sólo pueden llegar hasta cierto punto. A diferencia del cepillo de dientes, el hilo dental puede eliminar eficazmente los alimentos y las bacterias que se atascan en los espacios reducidos entre los dientes y las encías.

Previene la gingivitis

Por desgracia, la placa no sólo mancha los dientes y tiene un aspecto antiestético. Si no cuidas tus dientes, estás permitiendo que crezca la placa, lo que puede conducir a la enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías es una inflamación e infección de las mismas. Cuando la placa ataca lentamente las encías blandas, se produce una enfermedad llamada periodontitis. Una forma avanzada de periodontitis, llamada periodontitis, puede provocar caries extremas y endodoncias. Una forma eficaz de prevenir la placa es utilizar el hilo dental en la base de los dientes, la parte más sensible de las encías.