Todo lo que necesita saber sobre los hongos venenosos

A la hora de salir al campo o recoger setas para un viaje hay que prestar mucha atención a determinados indicadores que nos indican si la seta en cuestión es venenosa o no. Hay muchos tipos de hongos venenosos en el mundo. que puede provocar la muerte de la persona que lo ingiere. Por eso es sumamente importante tener mucho cuidado con el tipo de setas que manejamos.

Para saber si un hongo es venenoso o no, primero debemos analizarlo bien y a partir de ahí saber qué tipo de hongo es y qué nivel de toxicidad tiene. ¿Quieres saber cómo reconocer las setas venenosas y cuáles son las setas más venenosas de España?

¿Cómo saber si un hongo es venenoso o no?

Lo primero que hacemos es analizar la seta que tenemos entre manos. A menudo es mejor no tomarlo debido a un posible contagio más adelante. Para saber si un hongo es venenoso o no, debemos observar lo siguiente:

  • El tipo de himenio que tienes. El himenio es la parte fértil del hongo en el que se forman las esporas reproductoras. Este himenio puede tener diferentes formas y dependiendo de la especie podemos decir si es venenoso o no. Este himenio puede presentarse en forma de hojas, tubos separables, pliegues y espinas. Entre estas formas mencionadas, las setas más venenosas y peligrosas presentan el himenio principalmente en forma de hojas. Esto no significa que todos los hongos con himenio en forma de hoja sean venenosos, pero es el primer indicador de que lo es.
  • Así se rompe la carne. Si tomamos el hongo y lo rompemos, se pueden observar diferentes estructuras. Pueden tener una estructura fibrosa (similar a la madera) o una rotura granulada (similar a la tiza). La mayoría de los hongos venenosos tienden a descomponerse en estructuras fibrosas. Es lo mismo que el anterior, no significa que todos los hongos con estructura fibrosa sean venenosos.
  • El color de las esporas. Cuando miramos las plaquetas del himenio, necesitamos ver de qué color son. Hay muchos colores, pero casi siempre sintetizan los cuatro colores básicos: blanco, rosa, marrón y negro. Si las hojas del himenio son marrones y rosadas, es muy probable que el hongo sea venenoso o simplemente no tenga interés gastronómico.
  • Insertar las cuchillas. Como mencioné anteriormente, el primer indicador es si el himenio del hongo tiene forma de hoja. Si la hoja es rosada o marrón y ahora necesitamos ver que las hojas lleguen a la base del hongo. Esto es importante a la hora de diferenciarlos. Algunos de ellos van hasta la planta del pie y otros van hasta la parte superior del pie.
  • Resto del velo. Los velos de las setas se pueden reflejar de diferentes formas. Pueden tener forma de volva en la base del pie, verrugas en el sombrero, anilla o cortina en el pie. Como regla general, los más venenosos son el anillo, la volva y la verruga. Por ejemplo, encontramos la Amanita phalloides, la seta más peligrosa que podemos encontrar en Navarra.

Qué hacer si quieres recolectar hongos.

Es importante estar bien preparado a la hora de recolectar hongos y, lo más importante, estar alerta para no cometer errores y no intoxicarse. Es muy conveniente llevar contigo una canasta que sea permeable para poder transportar las setas. Esto es importante porque aireamos los hongos y de esa manera no se pueden esparcir.

Cuando empezamos nuestra recolección y ya tenemos algunas setas en la canasta y encontramos alguna de la que tenemos dudas, es mejor no tirarlas a la canasta ya que podría contaminar el resto y envenenarnos si nos comemos las demás. Tenemos que usar un cuchillo Sin embargo, no corte la base, ya que puede servir como indicador del nivel de toxicidad. Si cortamos los hongos de la base, perdemos esos indicadores que no pueden decir si son venenosos o no. También debemos evitar tomar setas que aún no estén bien desarrolladas, ya que es mejor dejarlas crecer y reproducirse. Si queremos tener una cosecha sostenible, tenemos que tomar las mismas medidas que tomamos con el pescado.

Las setas más venenosas de España

Existen numerosos tipos de hongos venenosos en España. Nos centraremos en los más difundidos y famosos.

Amanita phalloides

Este hongo se puede reconocer por la cicuta verde. Su toxicidad es bastante elevada debido a que es el principal responsable de casos de investigación en nuestro país. El veneno es muy venenoso y puede provocar la muerte después de comerse una sola muestra.

Este hongo crece durante la temporada micológica, que suele ser entre los meses de septiembre y febrero. Además, su área de distribución incluye todo tipo de bosques de toda la península, tanto en la costa como en la montaña.

El veneno de este hongo ataca las células del sistema nervioso central, el hígado o los músculos y los destruye. Después de tomarlo, tenemos entre seis y doce horas para que comiencen los efectos. Los síntomas más habituales que podemos tener tras la ingestión son náuseas, vómitos, diarrea sanguinolenta, cólicos … Lo más importante de este veneno es que cuando aparezcan estos síntomas, porque es algunos órganos ya han sido dañados, Por tanto, es de vital importancia que la persona acuda al hospital lo antes posible.

Amanita muscaria

Este hongo se conoce como matamoscas porque puede paralizar a los insectos que entran en contacto con él. Es un hongo bastante vistoso y de color fuerte, por lo que tiene que decirnos que no es comestible. En la naturaleza, los animales y plantas venenosas suelen ser más conspicuos, por lo que los depredadores ni siquiera intentan cazarlos, ya que, aunque si logran sobrevivir a una emboscada gracias a su veneno, serán perjudicados por el depredador.

Entonces es mejor en sí mismo mantente alejado de los llamativos hongos. Este hongo crece en ambientes muy diferentes y en todas las altitudes. Se asocia con las raíces de los árboles, que suelen ser hayas, pino negro o abedul. Ocurren en nuestro país a finales de verano y principios de otoño.

En cuanto a su veneno, tenemos que decir que es principalmente neurotóxico con consecuencias bastante graves, pero no tiene por qué ser fatal. También tienen propiedades alucinógenas y tienden a atacar los intestinos y el hígado. Los síntomas aparecen dentro de las dos horas posteriores a la ingestión y generalmente son síntomas gastrointestinales como vómitos y cólicos.

Satanas de hongos porcini

Este hongo es de tamaño bastante grande, aunque no demasiado venenoso como sugiere su nombre. Suele crecer en los claros del bosque junto a las raíces de las encinas, hayas y robles. Por lo general, no es muy común, pero generalmente siempre crece en las mismas áreas. Estas áreas suelen estar en medio de las montañas o en la parte más alta de las tierras bajas.

El veneno de este hongo es Se consume crudo mucho más venenoso. Si se ingiere cocido, es venenoso, pero mucho más suave. Provoca malestar gastrointestinal con vómitos y diarrea que ocurren poco después del consumo.

Lactarius torminosus

Su toxicidad es bastante baja ya que causa solo una leve molestia gastrointestinal. Crece cerca de los abedules y sus síntomas aparecen entre 15 minutos y 3 horas después de su consumo.

Cortinarius

Estos hongos son más raros y crecen en bosques de pinos o caducifolios. Estos son fáciles de detectar a simple vista, por lo que es difícil confundirlos con especies no comestibles. Es fácil de identificar porque no saben bien. Son muy venenosas y muy a menudo fatales. Sus síntomas aparecen días después de consumirlo, incluso semanas. Causan cansancio, sed intensa y sequedad de boca, pérdida de apetito, dolores de cabeza y enfermedades renales y hepáticas.

Russula emética

Este hongo se encuentra en las zonas boscosas más húmedas y ricas en musgo. Está muy extendido por toda España y es morfológicamente muy diverso. Cuando se consumen causar leves molestias gastrointestinales en poco tiempo, de media hora a dos horas después del consumo. Solo es venenoso en grandes cantidades, y una sola muestra cocida con otras especies es inofensiva.

Setas comestibles en España

Para ayudar aún más a identificar los hongos venenosos, le diré qué hongos se pueden comer: Hongos porcini, champiñones, rebozuelos o rebozuelos se encuentran entre las setas comestibles, más difundidas y recolectadas en España. A menudo se utilizan en la cocina para preparar platos increíblemente ricos, ya que tienen sabores delicados y olores dulces.

Con estas pautas podemos hacer una buena recopilación sin emborracharnos accidentalmente. Debes tener en cuenta que es importante estar atento a todo tipo de hongos ya que nuestra vida puede depender de ellos.

¿Conoce otros hongos que necesitemos agregar a la lista? ¡¡¡No dudes en dejar un comentario !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.