Cuida el pino limón, una conífera de hojas amarillentas.

La Pino limón Es una de esas coníferas que queda tan bien en cualquier jardín y es tan fácil de cuidar que muchos nos atrevemos a adquirir una. Sin embargo, pueden surgir problemas rápidamente si nuestro amado ejemplar recibe más agua de la que necesita o se coloca en un lugar que no es el más adecuado.

Las hojas se vuelven marrones, se ralentizan … y después de un tiempo la planta termina en el montón de abono. ¿Qué se puede hacer para evitarlo? La respuesta es tan simple como complicada: Descubra sus necesidades. Entonces vamos

Origen y caracteristicas

Nuestro protagonista es una variedad de Cupressus macrocarpa que es originaria del suroeste de Estados Unidos puede alcanzar una altura de 30 metros. Se le conoce popularmente como Ciprés de Monterey, Cresta Dorada, Pino Limón, Pino Limón o Ciprés de California. Su lecho es más o menos columnar y sus hojas son perennes y de color verde amarillento. El fruto es redondeado, de unos 2-3 cm de diámetro, gris cuando está maduro.

La tasa de crecimiento es media rápida, lo que significa que puede crecer una media de 30 cm / año, lo que no está nada mal.

¿Cuáles son tus preocupaciones?

Si desea una copia, le recomendamos que tenga el siguiente cuidado:

  • lugar: Tiene que estar al aire libre, si es posible a pleno sol.
    No es adecuado para uso en interiores.
  • país::
    • Jardín: Crece en todo tipo de suelos, por lo que no es exigente.
    • Olla: Llene partes iguales con una mezcla de mantillo, perlita y piedra de arcilla.
  • irrigación: unas 2 o 3 veces por semana en verano, un poco menos el resto del año.
  • Asistentes: durante toda la temporada de crecimiento (de primavera a verano) con fertilizantes caseros.
  • multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: soporta heladas hasta -10ºC.

¿Qué opinas del pino limón? Te gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.