La clave para conseguir un trabajo está en tu currículum.

El currículum vitae es un documento en el que un profesional destaca los aspectos más relevantes de su trayectoria profesional y educativa, así como sus habilidades y conocimientos más vitales para el puesto de trabajo al que se postula.

 

Antes de empezar a escribir un CV, es de suma importancia el escoger el formato de currículum que sea más adecuado para ti y tu nivel de experiencia.

 

Hay tres tipos principales para elegir: cronológico, funcional o una combinación de los dos.

Que formato de currículum necesito?

El CV cronológico: es el más tradicional, y el más utilizado. Este formato te permite presentar tu experiencia y educación en orden cronológico, comenzando con la más reciente y terminando con la más antigua. De esta forma, los reclutadores priorizaran su información más reciente por ser la más relevante para el desempeño de las funciones del puesto.

 

En general, este es un formato fácil de escribir y entender.

 

Las ventajas de usar este formato incluyen la capacidad de presentar todos sus datos de manera ordenada. Los reclutadores tendrán una idea clara de tu experiencia profesional en cada etapa de su carrera debido a las fechas de inicio y finalización de cada puesto. Además, es muy útil a la hora de demostrar tus promociones dentro de la misma empresa o tu desarrollo profesional a lo largo del tiempo.

 

El CV Funcional: Este CV tiene como objetivo el destacar los logros y resultados obtenidos durante la experiencia laboral del candidato. A su vez, este formato resalta las habilidades y competencias por encima de la experiencia laboral.

 

Si por ejemplo, el candidato no tiene muchos años de experiencia laboral pero si las habilidades requeridas para el puesto, entonces se le recomienda utilizar este formato. Es también aconsejable usar el CV funcional si el candidato sufrió muchos cambios en su carrera o tiene largos periodos de en los que no trabajo ni actualizo tu formación académica. Ya que el objetivo es destacar las habilidades y competencias, la experiencia laboral pasa a un segundo plano.

 

Ventajas de utilizar este formato: Tanto si careces de experiencia laboral como si quieres compensar un largo periodo de desempleo, este formato te permite destacar otros aspectos igualmente importantes de tu perfil profesional.

 

 

El CV mixto (Cronológico y Funcional): Si consideras que tanto tu experiencia laboral y formación académica así como tus habilidades y competencias son igual de relevantes entonces este formato es para ti. Eres un candidato con el paquete completo y quieres que los reclutadores lo sepan pero ¿cómo hacer que ambas partes (tu experiencia y habilidades) resalten de igual manera? No te preocupes, pese a que este formato toma más tiempo y atención a detalle es el perfecto para destacar todas tus habilidades.

 

Ventajas de utilizar este formato: Ya que este formato te permite destacar tu experiencia y formación a la vez que tus habilidades y competencias, te brinda la mejor oportunidad de obtener la primera entrevista. Este formato te presenta ante los reclutadores como un candidato completo y de seguro hace que resaltes entre la competencia.

 

Si decides usar este formato ten en cuenta de no sobrecargarlo y solo incluir parte de tu experiencia y habilidades que sean relevantes para el puesto de trabajo.

 

Ahora que sabes la diferencia entre los tres formatos de curriculum podrás escoger el formato correcto y tener mayor oportunidad de conseguir el empleo deseado.

 

Si aún no sabes por dónde empezar, empieza por ver algunos ejemplos de curriculum dentro de tu industria, rol, y nivel de experiencia. Así tendrás mejor idea e inspiración para crear un curriculum que realmente funcione.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio