Vida en cuatro letras. revisión

vida-en-cuatro-letras-revision

Table of Contents

Hoy traemos la reseña del libro Vida en cuatro letras. Claves para comprender la diversidad, la enfermedad y la felicidad de Carlos López-Otín (Paidós, 2019). Este podría ser un trabajo más informativo sobre genética, pero no lo es; El libro está escrito en condiciones y con un enfoque completamente diferente al que estamos acostumbrados.

La historia comienza en un momento muy difícil para el autor, varios contratiempos en el ámbito laboral lo han sumido en una depresión. Y como científico, se pregunta por qué lo que le está pasando a él se siente abrumado por la decepción. El propio autor califica su libro como autoayuda, pero no como autoayuda convencional, sino como autoayuda inversa, cuyo objetivo principal es salvar al autor y< aus der Wissenschaft die Schlüssel zu Leben, Krankheit und Glück zu verstehen >>.

López-Otín nos explica en primer lugar las razones por las que estudió cómo afecta la genética a nuestra felicidad, o más bien a la suya. A continuación, se pone a trabajar con el trabajo informativo, refrescando lo aprendido en el bachillerato con lo más básico de la genética, el ADN de cuatro letras y descubriendo su función como código molecular de la vida. A partir de ahí, el autor habla sobre la evolución y origen de la vida en la tierra, reflexionando sobre lo que nos hace humanos. Luego descubriremos el lenguaje genómico y los demás lenguajes de la vida (el varioma, el epigenoma y el metagenoma) y cómo sus imperfecciones provocan enfermedades y las armas que tenemos y tendremos para afrontarlas en el futuro. Partiendo de la enfermedad, el autor se centra en la felicidad y se pregunta sobre la existencia de los «genes de la felicidad» que, curiosamente, se han estudiado durante décadas, así como las claves bioquímicas del miedo y el dolor. Pronto el autor se da cuenta de que en el mundo actual no tiene sentido reducir la felicidad a la mera genética.< Heute wissen wir, dass Gene und Umwelt zwei Begriffe sind, die Teil derselben Lebensgleichung sind. >> Por tanto, los siguientes capítulos informan sobre la influencia del epigenoma, el metagenoma y la simple casualidad en la felicidad. A continuación, López-Otín echa una mirada al futuro y reflexiona sobre la promesa de la inmortalidad, la implantación de la inteligencia artificial, la robótica o los avances de la optogenética. Finalmente, el autor recoge todas sus reflexiones anteriores y las resume en cinco claves y 14 recomendaciones para la felicidad.

La vida en cuatro letras sorprende en la primera página con su estilo poético y reflexivo, muy diferente a lo que vemos habitualmente en la literatura popular. El autor incluye constantemente referencias históricas, filosóficas y culturales entrelazadas con la ciencia pura, con muchas referencias a libros también enumerados en la bibliografía (aplausos por libros que dan ganas de leer otros libros). El autor incluso incluye una lista de reproducción en el libro que alguien ha tenido la paciencia de recopilar. Spotify En definitiva, un libro valiente que fusionó ciencia y humanismo y se dedicó a la forma de difusión tan necesaria para sacar al científico del laboratorio, quitarse su extraño disfraz y devolverle los sentimientos. La vida en cuatro letras nos recuerda que nada se explica por sí solo, que siempre es necesario dar un paso atrás para ver el cuadro completo.

Antes de irme, un último pensamiento. En Life in Four Letters, el autor incluye una gran cantidad de notas con referencias a artículos científicos para todo aquel que desee acudir a la fuente de información original para hacerlo. Personalmente, estoy muy agradecido a López-Otín por su esfuerzo. Aquellos de nosotros que nos ocupamos de la bibliografía científica a diario sabemos lo incómodo que puede resultar; El problema es que muchos (si no la mayoría) de estos artículos no están disponibles gratuitamente y solo aquellos que tienen acceso a una biblioteca universitaria o están dispuestos a pagar por leer pueden hacerlo. Es una lástima que muchos lectores no puedan satisfacer su curiosidad y que el trabajo del autor no se pueda exprimir por completo. ¿A dónde quiero llegar con esta reflexión? Bueno, porque necesitamos más transparencia, más publicaciones científicas abiertas y más ciencia fuera del laboratorio en general.

Y con el derecho a patear entrenado, te dejo hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram