4 recomendaciones para implementar el aprendizaje cooperativo en el aula

El aprendizaje cooperativo es un método activo destinado a lograr la autonomía del estudiante y abordar temas tan cruciales como la ayuda mutua, el trabajo en equipo, la propiedad, el desarrollo de habilidades sociales y la participación de todo el alumnado.
Entre sus muchas ventajas, El aprendizaje cooperativo quiere que el estudiante aprenda de sí mismo y de sus colegas. y siempre guiado por un maestro que da sentido a sus alumnos.
Todos estos beneficios, junto con los valores que transmite el modelo pedagógico de aprendizaje colaborativo, han dado lugar a que muchos docentes se sientan motivados a utilizar esta metodología con la plena convicción de que es posible realizar otra formación.
Bueno, en este artículo quiero dar algunas pautas que creo que pueden ser muy útiles para cualquiera que esté comenzando un modelo educativo que, como yo existo, busca ante todo involucrar a todos sus alumnos. Algunas recomendaciones que son fruto de mis estudios, pero también de mi experiencia en el aula.

1. Formación de grupos

La elaboración de la denominada Equipos base Este es uno de los aspectos clave de la metodología colaborativa. Y eso es porque una buena selección del equipo de base permite que los grupos no solo sean equilibrados y heterogéneos, sino que también tengan un espíritu de colaboración adecuado. Por eso se recomienda Empiecen a trabajar juntos después de comprender cómo trabaja cada alumno individualmente. Por tanto, es recomendable esperar unas semanas después del inicio del curso para empezar a formar los equipos básicos.
También recomendaría que el desarrollo de los equipos base sea una decisión del equipo educativo de un grupo y que todos los profesores que enseñan la cooperativa en ese grupo trabajen con los mismos equipos base durante al menos un semestre.

2. Entorno del aula

Un factor clave en la creación de conciencia de grupo es el entorno que podemos crear en el aula. Y cuando me refiero al entorno, no me refiero solo a la decoración del aula, que personalmente aprecio, sino también a un entorno que tiene que ver con aspectos que sirven para afirmar la conciencia de individuos y grupos. Es por ello que Es muy útil trabajar aspectos de motivación personal como autoafirmaciones positivas o celebraciones grupales antes de un logro. No importa lo pequeño que sea.

  • Ejemplos de autoafirmaciones positivas: Merezco tener amigos, puedo ayudar a mis compañeros.
  • Ejemplos de celebraciones grupales: ¡Somos un equipo! ¡Hicimos un gran trabajo! ¡Juntos podemos lograr lo que nos propusimos!

3. Dinámica de grupo

Otra recomendación que quiero compartir con ustedes tiene que ver con enseñar a trabajar juntos. ¿Qué significa eso? Bueno, en muchos casos los equipos de base no están funcionando porque la conciencia del grupo no se ha trabajado antes. Por eso es tan importante Antes de que los estudiantes comiencen a trabajar en colaboración, realizan dinámicas de grupo destinadas a la cohesión y la colaboración. En este sentido, puede ser de gran utilidad que los centros elaboren un plan de dinámicas de grupo a través del PAT (Tutorial Action Plan) y que los tutores trabajen estas dinámicas en sus tutorías.

4. Estructuras cooperativas

Una vez que hemos logrado generar conciencia grupal y desarrollar los equipos básicos que trabajan cooperativamente en el aula, el siguiente paso es trabajar en las llamadas estructuras cooperativas de manera curricular. Entre los muchos tipos de estructuras cooperativas que existen, me parece realmente interesante comenzar con las llamadas estructuras Kagan. ¿Y de qué están hechas las estructuras Kagan? Las estructuras Kagan parten de un principio muy claro: Involucre a todos los estudiantes en una tarea y haga que la enseñanza sea más fácil y divertida. Entonces estas estructuras se basan en cuatro principios básicos:

  • Interdependencia positiva
  • responsabilidad individual
  • Participación justa
  • Interacción simultánea

Las estructuras de Kagan más famosas incluyen: RALLYROBIN, ROUNDROBIN, RALLYTABLE, RALLYCOACH y RALLYQUIZZ.
El aprendizaje cooperativo se ha instalado en muchas aulas con la firme intención de convertir a nuestros alumnos en personas autónomas que puedan ayudarse entre sí y sean conscientes de que la gran riqueza de un grupo radica en su diversidad, en su heterogeneidad.

Santiago Moll es profesor de secundaria en IES Badalona VII, formador personal y online, creador del blog educativo para profesores Justifica tu respuesta y autor del libro sobre educación digital Empantallados. Cómo vivir con niños digitales de Larousse Publishing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio